El Ayuntamiento de Collado Villalba invierte un millón de euros en la remodelación de la antigua piscina municipal

Ya han concluido las obras de la tercera fase de la remodelación de la antigua piscina municipal, consistentes en el revestimiento cerámico del vaso, renovación de vestuarios, alicatados, carpinterías, zonas comunes del edificio, sanitarios e iluminación, entre otras actuaciones. El Ayuntamiento de Collado Villalba ha realizado una inversión de 381.778 euros para llevar a cabo esta reparación, que se suma a las emprendidas en los últimos meses y que ha contado con un presupuesto global de un millón de euros.

La instalación, construida hace más de 20 años, está destinada preferentemente a los cursos en horario de tarde

Ya han concluido las obras de la tercera fase de la remodelación de la antigua piscina municipal, consistentes en el revestimiento cerámico del vaso, renovación de vestuarios, alicatados, carpinterías, zonas comunes del edificio, sanitarios e iluminación, entre otras actuaciones. El Ayuntamiento de Collado Villalba ha realizado una inversión de 381.778 euros para llevar a cabo esta reparación, que se suma a las emprendidas en los últimos meses y que ha contado con un presupuesto global de un millón de euros.

Reforma integral

La alcaldesa de Collado Villalba, Mariola Vargas, que ha realizado esta mañana una visita a la piscina, junto a la concejal de Deportes, Sonia Arbex, ha resaltado que con estas últimas obras, «se dispondrá prácticamente de una nueva instalación al servicio de todos los vecinos y adecuada a las necesidades actuales».

Esta piscina, construida hace más de 20 años, está destinada preferentemente a los cursos en horario de tarde de la Escuela de Natación, en todos los tramos de edad, así como a las actividades de mantenimiento de la tercera edad, cursos de TAFAD (Ciclo de Grado Superior en Enseñanza y Animación Sociodeportiva) y bomberos.

Diversas fases

En una primera fase se acometió la rehabilitación de la estructura del vaso antiguo, al haberse detectado fisuras en su suelo. A continuación se emprendió la reparación de la cubierta del edificio antiguo, que había sufrido importantes desperfectos tras un temporal de viento. Se sustituyó la cubierta con láminas de PVC de impermeabilización y protección de grava y se ejecutó la parte inclinada, con la rehabilitación del soporte de madera y una mejora global del aislamiento del edifico con una capa de «lana mineral».

Coincidiendo con esta apertura se va emprender una serie de reformas en el otro vaso del Centro Acuático, entre las que se incluyen actuaciones de impermeabilización. Esta última instalación se cerrará provisionalmente hasta el término de las obras.